PRESENTE Y FUTURO DE LOS NUEVOS TITULOS DE GRADO

Cuando se inicia el proceso de reforma de los estudios Universitarios como consecuencia del famoso proceso de Bolonia, dos eran las principales preocupaciones del Órgano colegial Nacional.

Una el hecho de que se mantuvieran los estudios de Relaciones Laborales, cosa esta que en un principio no estaba asegurada, y dos que se lograra crear unos planes de estudios que coincidieran con el perfil profesional del graduado Social, con los créditos necesarios para que esta carrera tuviera la capacitación necesaria en las materias de su competencia.

Otra de las cuestiones que se debatían, (en el inicio del proceso de conversión a los títulos de Grado), era si debía tratarse de una carrera de tres años o de cuatro. Cuestión esta que finalmente se resolvió, (entendiendo que correctamente), en el sentido de establecer unos estudios con una carga lectiva de 240 créditos.

Resuelta pues, esta cuestión, lo inmediato era ver cual iba a ser la configuración de estos créditos. Ya que el problema no era solamente el que los estudios se mantuvieran como tal, sino que había que confeccionar una carrera que siguiera siendo atractiva y por lo tanto tuviera la demanda necesaria para poder seguir implantándose en las distintas universidades.

Cuestión esta que no era nada fácil, dado que siempre y durante mucho tiempo nuestros estudios, siempre han estado en una relación comparativa con otros estudios de carácter Jurídico, cuestión esta que marcaba bastante la discusión de cómo configurar finalmente el perfil profesional y académico del nuevo titulo de Grado y que carga debería tener en materias como la jurídica, la económica y la social.

En esta solución, lógicamente, tuvo bastante que ver la Asociación Estatal de Centros Universitarios de relaciones Laborales y Ciencias del Trabajo. Destacando su intervención en el futuro de los títulos de grado, por cuanto que tenía un profundo conocimiento, no solo de la profesión de Graduado Social, sino de las distintas salidas de los estudios de Relaciones Laborales, cuestión esta ultima que el Consejo no tenia muy definido, ya que como representante de los profesionales que ejercemos la profesión liberal, fundamentalmente estábamos ofuscados en la cuestión del ejercicio en el asesoramiento y defensa de clientes de forma liberal, ( en despachos profesionales) y no otras salidas profesionales como podían ser la administración y trabajo en empresas, así como la docencia

Este debate hizo abrir los ojos a la comisión del titulo de grado y como consecuencia de ello, se propicio el entrar en una dinámica de trabajo mas enriquecedora y que dio como resultado la elaboración de los distintos planes de estudio que se han creado en la actualidad en las distintas universidades, que desde el Consejo general de Graduados sociales, consideramos bastante satisfactorio para todos. Ya que se ha conseguido concretar los perfiles profesionales con las distintas salidas.

El caballo de batalla ha sido por tanto en todo momento, (desde mi punto vista), el crear un titulo de grado, en el que se mantenga el atractivo de las salidas profesionales y por tanto una demanda que permita el manteniendo de nuestros estudios.

Una de las cuestiones, que generó bastante discusión y que yo considero muy acertada, en cuanto a la solución final se refiere, fue el de la denominación de Recursos humanos, ya que con esta denominación se le da una legitimidad a una salida profesional, que a pesar de que se venia haciendo por Graduados sociales, el hecho de que se denominara así suponía y supone, el reconocimiento profesional y la habilitación para su realización, así como por otro lado suponía una justificación de la ampliación de los créditos en el plan de estudios, debido a que pasamos de una carrera de tres años a una de cuatro.

Como consecuencia de todo esto el día 30 de Noviembre, se reúne la asociación Estatal de Centros universitarios de relaciones Laborales y ciencias del trabajo en Sevilla, para analizar el futuro de los estudios de relaciones laborales y como conclusión, además de la propuesta de una nueva denominación (Grado en relaciones Laborales y recursos Humanos), se siguió apostando por la validez del Libro Blanco de RRLL como referente para el diseño del nuevo grado.

Siendo la finalidad de esta comunicación la de exponer los principales resultados obtenidos en la evaluación del proceso de adaptación, recogiéndose los resultados de un estudio longitudinal que abarcaba los últimos cursos académicos respecto a cuestiones tales como la utilidad de la guía docente como recurso básico del proceso enseñanza-aprendizaje o el rendimiento de los alumnos con el nuevo sistema.

Encaminándose por tanto, como consecuencia de la anterior declaración, el trabajo en la construcción del espacio Europeo de Educación Superior, ante su inminente entrada en vigor (antes del 2.010), en la conversión de nuestras actuales Licenciaturas y Diplomaturas en grados, así como el establecimiento de un sistema europeo de transferencia y acumulación de créditos, de modo que, el crédito europeo sea una medida del volumen del trabajo del estudiante, que sea necesario para cubrir los objetivos de su programa, especificados ahora en términos de los resultados de aprendizaje y de las competencias que se deben adquirir.

En este contexto de cambio, las distintas facultades de ciencias Sociales, constituyeron los grupos de docencia de Relaciones Laborales, con el principal objetivo de adaptar las titulaciones a las nuevas exigencias del Espacio europeo de Enseñanzas Superiores.

Siendo el resultado, la creación de un titulo de Grado en relaciones Laborales y Recursos humanos, bastante homogéneo y que resulta de la integración de la Diplomatura en relaciones laborales y la Licenciatura en Ciencias del Trabajo Estableciéndose dentro del espacio europeo de estudios superiores, en el ámbito de las relaciones laborales y Recursos Humanos, dirigido a la formación en el asesoramiento sociolaboral, la gestión y dirección de recursos humanos en las empresas y en el ejercicio profesional liberal como expertos y consultores en temas jurídico laborales y como gestores de políticas e iniciativas sociolaborales así como técnicos de la administración Publica.

Surgiendo dicho titulo de grado, además de lo anterior, como consecuencia de la observación en los diferentes países europeos de la realización de estudios similares que comparten su objeto de estudio, en el contenido de los planes, el perfil profesional de sus titulados y su campo de actuación profesional. Asimismo, la perspectiva interdisciplinar, dinámica y relacional de trabajo desarrollada en los estudios de estos países europeos.

Estableciéndose, también de forma general, los siguientes objetivos de la titilación:

1) Adquirir los conocimientos necesarios para comprender de forma integrada la complejidad y el carácter dinámico e interrelacional del trabajo humano, atendiendo a sus perspectivas JURIDICA, ORGANIZATIVA, PSICOLOGICA, SOCIOLOGICA, HISTOTRICA Y ECONOMICA.

2) Capacitar para la aplicación tanto del sector privado como publico de los conocimientos teóricos, destrezas y habilidades, en el ámbito profesional de la consultoria y asesoramiento laboral, de la gestión y dirección de recursos humanos, de la organización del trabajo y de la gestión y mediación de empleo en el mercado de trabajo, facultando para el aprendizaje autónomo de nuevos conocimientos y técnicas.

3) Fomentar y promover el espíritu critico frente a los problemas sociales y laborales, la responsabilidad y sentido ético para la aplicación y defensa de los derechos fundamentales, promoviendo la igualdad de oportunidades. La no discriminación y los valores democráticos.

Por lo que debido a la realidad interdisciplinar en el mundo del trabajo, los planes de estudios tratan de integrar las distintas perspectivas de análisis sobre el ámbito laboral, siendo estas las siguientes:

a) JURIDICA
b) ORGANIZATIVA
c) SOCIOLOGICA
d) ECONOMICA
e) PSICOLOGICA
f) HISTORICA

Estableciéndose, también de forma general, los siguientes ámbitos profesionales:

* Ámbito profesional de la Consultoria y asesoramiento laboral y de la Seguridad Social, con la defensa y representación ante los tribunales de Justicia y ante las administraciones Públicas.

* Ámbito `profesional de la gestión y dirección de los recursos humanos tanto como profesionales integrados en la plantilla de las empresas o administraciones Publicas y como profesionales Liberales.

* Ámbito Profesional de la gestión y Mediación de empleo en el mercado de trabajo, así como politicas de empleo.

Siendo por tanto, como resultado de lo anterior, la implantación de un TITULO DE GRADO EN RELACIONES LABORALES Y RECURSOS HUMANOS, con vocación de futuro, enmarcado en el espacio de las ciencias JURIDICAS Y SOCIALES, que define y concreta una profesión con un carácter propio y especifico al que se le augura una continuidad y permanencia en el espacio Europeo de enseñanzas superiores que define claramente la salida profesional de los Graduados sociales como tales y otras salidas que hábilmente a nivel general, se han completado y agregado, dándole así un contenido académico mas amplio que la anterior Titulación de relaciones Laborales tenia y que hace mas apetecible el acceso a esta carrera.

Por lo que la conclusión final es que entre todos, (docentes, estudiantes y profesionales), hemos creado un titulo de grado totalmente identificado como tal y diferenciado con otros títulos, en los que anteriormente se establecía una permanente comparación.

Teniendo además la posibilidad de una especialización y mayor capacitación mediante los Postgrados que habrán de desarrollarse de forma que respondan a las necesidades que la complejidad en el ordenamiento jurídico y del mundo laboral y de la Seguridad Social, demanden.

Bien, finalmente solo nos queda esperar que esta crisis por la que estamos atravesando, no influya en el desarrollo e implantación de los Títulos de Grado y que la escasez de medios, como consecuencia de la falta de presupuesto, no haga peligrar la calidad en la enseñanza con la masificación de las aulas y la falta de profesorado.

Todos sabemos los problemas que se esta teniendo en la actualidad, en las distintas universidades para la contratación del profesorado necesario, que por otra parte es fundamental para la buena aplicación de los títulos de grado, confiando en la capacidad de los gestores Universitarios para poder adaptar los presupuestos a las nuevas necesidades docentes que se imponen con el nuevo sistema educativo.

www.alfonsohernandezquereda.com